La Brujería en la época inquisitorial: el Proceso de Zugarramurdi

El proceso inquisitorial que conden√≥ a una quincena de brujas de Zugarramurdi en 1610 se ha convertido en el paradigma de la brujer√≠a moderna en Espa√Īa. Sin embargo, este auto de fe no fue tan impresionante como otros, por lo que su fama se debe a la precisi√≥n descriptiva que en su d√≠a tuvieron las declaraciones de los acusados, y la posterior difusi√≥n cultural de esta historia mediante libros y pel√≠culas. Parece com√ļn entre los investigadores la idea de que este proceso caus√≥ demasiado revuelo para las escasas condenas que tuvo. A√ļn as√≠, es el car√°cter descriptivo de los rituales y pr√°cticas sectarias el que nos interesa.

El misterio de Zugarramurdi: Las cuevas del demonio

Zugarramurdi es un municipio de Navarra, situado en la merindad de Pamplona, dentro de la comarca de Baztán. Se encuentra próximo al paso fronterizo de Dancharinea con Francia y tiene una superficie de 5.649 km².

No conocemos la densidad de poblaci√≥n que tuvo este municipio en el siglo XVII ya que para estas fechas no exist√≠an fuentes estad√≠sticas, pero si podemos decir que el Censo de Floridablanca (primer censo espa√Īol), refleja en 1787 una densidad de poblaci√≥n de 20 habitantes por km¬≤ en Navarra. Actualmente, el municipio cuenta con 232 habitantes, habiendo descendido el n√ļmero durante las √ļltimas d√©cadas desde el m√°ximo de 590 habitantes en 1960.

 

Vista aérea de Zugarramurdi
Vista aérea del municipio de Zugarramurdi

Las tan famosas cuevas donde se produjeron aquelarres se encuentran en una posici√≥n geogr√°fica de 43¬ļ 16‚Äô de latitud norte y 1¬ļ 32‚Äô 50‚Äô‚Äô longitud oeste y tienen unas dimensiones de 120m de largo, 12 de alto y 30 de ancho. Se trata de un conjunto de cuevas prehist√≥ricas de car√°cter c√°rstico, conocidas por encontrarse a nivel superficial, a medio kil√≥metro del casco urbano de Zugarramurdi en direcci√≥n a la localidad de Sara. Las cuevas se han formado gracias al proceso erosivo del r√≠o Olabidea o¬†Infernuko erreka,¬†que significa arroyo del infierno.

Debido a la gran fama que ha adquirido el lugar, en 2007 se inauguró el Museo de las Brujas de Zugarramurdi para que la vida y memoria de estas brujas quedase para la posteridad.

Cabra en Cuevas de Zugarramurdi
Cabra en la cueva de Zugarramurdi

El proceso Inquisitorial en Zugarramurdi

La Inquisici√≥n actu√≥ por el celo de la justicia secular debido a la ola de p√°nico extendida en la zona noroeste de Navarra, que colindaba con el Labourd. Debido a la cantidad de noticias sobre las conductas her√©ticas que llegaban al tribunal inquisitorial de Logro√Īo, se envi√≥ al inquisidor Juan Valle Alvarado para que se encargase de la persecuci√≥n de las brujas. El susodicho vivi√≥ varios meses en Zugarramurdi recogiendo denuncias. Llegaron a ser recogidos 300 casos de personas inculpadas por brujer√≠a. Acto seguido se apresaron y llevaron a Logro√Īo 30 personas acusadas, y el 8 de junio de 1610 se realiz√≥ el auto de fe. De estas 40 personas, 18 fueron absueltas por sus declaraciones y suplicas, 7 personas fueron quemadas en la hoguera y 5 personas fueron quemadas en efigie despu√©s de su muerte.

La información que sigue fue recogida por Pierre de Lance gracias a las declaraciones de los acusados, y que definieron el concepto de secta y brujería que allí se realizaba, muy cercano a lo que los clásicos llamaban misterios.

Auto de Fe de Logro√Īo 1610
Auto de fe de Logro√Īo en 1610

La secta seg√ļn las declaraciones de los acusados

Captación de nuevos miembros

El encargado de la captaci√≥n de nuevos catec√ļmenos era el maestro brujo, que cumpl√≠a una funci√≥n propagand√≠stica al trasmitir los dogmas sat√°nicos. El objetivo del maestro era que los nuevos integrantes de la secta renegasen a su fe cristiana y cumplieran un proceso de catequesis en el tan afamado Aquellarre, cuyo significado es ‚ÄúEl prado del Cabr√≥n‚ÄĚ.

Seg√ļn dicen las declaraciones recogidas:

‚ÄúEl Demonio que tienen por dios y se√Īor, en cada uno de los Aquelarres, muy ordinario se les aparece en ellos en figura de Cabr√≥n‚ÄĚ.

Pintura de Aquelarre sat√°nico
Aquelarre satánico de la época

Acercamiento a la secta

Una vez que el maestro consegu√≠a un nuevo novicio que pudiese aspirar a formas parte de la secta, lo untaba y volaban hasta el Aquelarre, que ten√≠a lugar en una cueva de grandes proporciones, por donde cruzaba el arroyo del infierno, conocido como ‚ÄúInfernukoerreka‚ÄĚ. En este lugar hab√≠a un trono presidido por el Demonio, que guiaba la misa.

‚ÄúSentado en una silla, que una veces parece de oro y otras de madera negra, con gran tono, majestad y gravedad‚Ķ y con un rostro muy triste, feo y airado‚ÄĚ.

Aquelarre Zugarramurdi
Recreación de los aquelarres de Zugarramurdi ( a la derecha se aprecia el trono del Demonio).

La ceremonia para el iniciado: primeros pasos y conversión

Daba comienzo pues la ceremonia para renegar de Dios, La Virgen, los Santos, el Bautismo, la Confirmación, los padres y padrinos, así como la fe cristiana. A continuación, el neófito besaba al Demonio, vertía su sangre y se le hacía una marca con forma de sapo en la pupila. El maestro recibía a su vez unas monedas de oro por el nuevo esclavo y el neófito recibía un sapo encomendado a la bruja maestra.

La Jerarquía de la secta de Zugarramurdi

La secta ten√≠a varios escalafones, aunque hab√≠a dos grupos bien diferenciados: los que ten√≠an un maestro como tutor y los que no estaban tutelados y pod√≠an actuar con m√°s libertad. Los ne√≥fitos pod√≠an actuar de manera independiente cuando eran bendecidos por el Demonio y se les daba la dignidad de hacer ponzo√Īas. De esta manera descubr√≠an los secretos y maldades no comunicadas a los brujos menores.

Jerarquía de la secta de Zugarramurdi
Jerarquía de la secta de Zugarramurdi

Entre los nombres de la alta jerarqu√≠a de los acusados en el auto de fe de Logro√Īo aparecen Gracia de Barrenechea como reina del aquelarre, Mart√≠n Vizcar como alcalde de los ni√Īos, y Joanes de Goyburn como verdugo y ejecutor de las penas que dict√≥ el demonio.

¬ŅQu√© pr√°ctica mal√©ficas realizaban los sectarios?

Los Aquelarres ordinarios se realizaban todos los viernes, mientras que las vísperas de las Tres Pascuas, la Asunción, la Noche de Reyes, la Purificación, el Corpus Christi, la Natividad y la noche de San Juan, se celebraba una fiesta más solemne para adorar al demonio. Tras la misa, se realizaban actos de Metamorfosis, tempestades, maleficios contra campos y personas, así como vampirismo y necrofagia.

Metamorfosis

Se dice que el Demonio transformaba a los sectarios en cerdos, cabras, yeguas, ovejas y otros animales. Una an√©cdota recogida en las declaraciones de Logro√Īo relata cuando Mar√≠a Presona y un grupo de brujas espantaron a Mart√≠n de Amayur en su propiedad, al mismo tiempo que √©ste her√≠a a una de las brujas.

Tempestades

Dada la proximidad con el Mar Cant√°brico, aprovechaban para causar ataques tempestuosos contra los barcos que sal√≠an o arribaban a San Juan de Luz. Seg√ļn contaron:

‚ÄúEl Demonio con gran ligereza dio un salto atr√°s y, revolvi√©ndose la levant√≥ en alto y ech√≥ su bendici√≥n diciendo con voz gorda y ronca: Aire, Aire y Aire. Y luego al punto se levant√≥ una tempestad y unos furiosos aires, contrarios los unos a los otros, que llevaban los nav√≠os a que se encontrasen‚ÄĚ.

Tempestad provocada por las brujas
Tempestad provocada por las brujas

Maleficios contra campos y bestias

Las brujas realizaban estos conjuros mal√©ficos cuando soplaba el viento del sur, llamado ‚ÄúEgoya‚ÄĚ, ‚ÄúEgoa‚ÄĚ o ‚ÄúSorguin Aizia‚ÄĚ (viento de brujas). Estos vientos serv√≠an para destrozar cosechas. Se segu√≠a el siguiente procedimiento:

‚ÄúSiempre que los frutos comienzan a florecer, el Demonio elige a los que pueden hacer ponzo√Īas y polvos, y los reparte en los campos para conseguir sabandijas para hacer dichas ponzo√Īas. Al d√≠a siguiente van a los campos y sacan sabandijas, culebras, lagartos, limacos, caracoles, y con ellas hac√≠an las ponzo√Īas‚ÄĚ.

Viento de Brujas
Viento de Brujas

Maleficios a personas

Estos maleficios se realizaban para provocar enfermedades y muertes. Se daban pieles de sapos que conten√≠an polvos mal√©ficos diciendo ‚ÄúEl se√Īor te de mal de muerte‚ÄĚ. Estas personas las utilizaron hasta para matar a sus propios familiares.

Vampirismo y necrofagia

Cuentan tambi√©n las declaraciones que los sectarios practicaron vampirismo con los ni√Īos, por lo que se extendi√≥ un terror colectivo. Para protegerlos se met√≠a a los ni√Īos en una casa donde el vicario los bendec√≠a, pero los brujos llegaban de noche para intentar raptarlos.

Vampirismo y necrofagia de las brujas
Vampirismo y necrofagia de las brujas

Productos que podrían interesarte:

¬ŅEn la ultima fiesta unos duendes robaron tu traje de bruja? No te preocupes, aqu√≠ podr√°s comprar muchos disfraces de brujas nuevos para reemplazarlo. ¬ŅQuien sabe? A lo mejor descubres un nuevo estilo con el que hechizar a tus enemigos‚Ķ

Halloween ha terminado, pero tu amor por las brujas no tiene limites. Ahora podr√°s seguir como si nada hubiera pasado con estas camisetas de brujas que tenemos para ti. ¬°No pares de decirle al mundo que te encantan las brujas! Desde camisetas de manga corta, hasta camisetas de manga larga, ¬° disponemos de camisetas de todo tipo !.

Cuélgate a la espalda una buena mochila con su estampado de brujas. Marcaras tendencia entre tus amigos, siempre viene bien ser el mas cool del grupo. ¡Pensaran que dentro guardas todas tus pócimas y conjuros! Aunque también puedes usarla para transportar los libros del colegio, se lo que sea, estas mochilas de brujas te encantaran.