Los juicios de Salem: la condena de las inocentes

El Contexto histórico de Massachusetts a finales del S.XVII

Entre 1692 y 1693 se dieron una serie de juicios y procesos en la antigua colonia británica de Massachusetts dirigidos a la captura y enjuiciamiento de las supuestas mujeres que se dedicaban a prácticas esotéricas y relacionadas con la brujería. 

Los juicios de Salem son el paradigma más representativo del ataque contra las libertades individuales de las mujeres en las colonias americanas de la corona Inglesa. Los Juicios fueron nefastos, debido en gran parte, a la manipulación de estos, a la intervención estatal para enjuiciar rápidamente a muchas mujeres inocentes y a las numerosas acusaciones falsas. Las discusiones vecinales, las malas amistades y en general la envidia, incitaron a muchas personas a acusar a mujeres inocentes de prácticas oscuras.

Plano de Salem
Plano de Salem

Los juicios de Salem

El caso anglosajón

Los juicios de Salem no se dieron √ļnicamente en esa ciudad, anteriormente vemos como existieron una serie de procesos en las distintas ciudades de las colonias brit√°nicas. El puritanismo existente en las colonias y en la mayor parte del mundo anglosaj√≥n dictaba pr√°cticas ortodoxas a la hora de llevar unos buenos valores acordes a la doctrina anglicana.¬†

Era normal que en una sociedad con valores tan ortodoxos existieran juicios concretos contra personas que se habían desviado de la doctrina oficial. El caso de los juicios de Salem destaca por la amplitud de los procesos acusatorios, por la cantidad de mujeres afectadas y por la corrupción e ineficacia del sistema judicial, que condenó a muchas inocentes. 

Los primeros procesos judiciales se abrieron contra la familia del reverendo Samuel Parris, incluyendo a su hija, Betty Parris, y a la prima de esta, Abigail Williams, las cuales fueron acusadas de brujería. Además, también se atacó a la sirvienta de los Parris, Tituba, y a una gran terrateniente de la ciudad llamada Sarah Osburne, que también fueron declaradas culpables. Posteriormente se acusó a Sarah Good, una indigente que se encontraba embarazada y sin pareja. Se demostró que estas primeras mujeres, que serían el principio de una gran masacre, no eran realmente brujas. Como todas las personas, estas mujeres habían cometido algunos pecados de poca trascendencia, pero nunca actos de brujería. De todas formas, el tribunal corrupto y manipulado, las condenó debido al testimonio autoincriminatorio de Tituba, ya que pretendía proteger a su marido de acusaciones similares.

Los juicios de Salem
Los juicios de Salem

Envidias y enemistades

Todas las mujeres acusadas compartían rasgos similares; pertenecían a clases sociales marginadas, el caso de Sarah Goods es claro, una mujer indigente y futura madre soltera, algo impensable en esta sociedad. El caso de Sarah Osborne de clase alta, pero con poca afición a la fe cristiana, o Tituba, una esclava negra vinculada a la familia Parris y que se la vinculó a la existencia de prácticas esotéricas dentro de esa misma familia.

 Las envidas y las situaciones sociales desfavorables jugaron un papel fundamental a la hora de las acusaciones. Muchos vecinos de Salem aprovecharon la oportunidad de los juicios contra la brujería para atacar a mujeres inocentes que estaban alejadas de la doctrina social vigente, pero que no practicaban la brujería. Los juicios de Salem tienen muchas similitudes con los juicios revolucionarios que se dieron en la Francia Revolucionaria de 1789, en la que numerosas personas inocentes pasaron por la guillotina debido a  su enemistad vecinal. 

Otra de las conclusiones a las que podemos llegar es que solo se juzgaron a mujeres. Para finales de 1693 se habían detenido y encarcelado a ciento cincuenta personas, de las cuales al menos cinco fallecieron durante la estancia en prisión y veintiséis fueron sentenciadas y ejecutadas por los tribunales.

Ahorcamiento de las brujas en Salem
Ahorcamiento de las brujas en Salem

La moral de la mujer cuestionada por la sociedad de Salem

En esta sociedad la misoginia y la creencia de que las mujeres eran seres inferiores estaba muy extendida. El puritanismo existente en esta sociedad dictaba una doctrina cristiana muy ortodoxa. En el antiguo testamento se dice que Eva se crea a partir de la costilla de Adán, por lo que se establece una relación de inferioridad y de dependencia. Este pensamiento estará muy presente en el contexto histórico de los Juicios de Salem. 

Las mujeres eran consideradas seres moralmente inferiores, por lo que, los tutores siempre varones debían velar por su correcta educación. Al ser personas inferiores podían caer fácilmente en prácticas oscuras y relacionadas con la brujería o con el mundo esotérico. Por eso, en los juicios, principalmente se acusaban a mujeres de familias con poco poder adquisitivo, ya que el nivel socio-económico también importaba a la hora de determinar una buena o mala moral.

Eva naciendo de la costilla de Ad√°m
Eva naciendo de la costilla de Ad√°m

Conclusiones: Los juicios de Salem como paradigma de injusticia

La conclusión a la que llegamos es que los Juicios de Salem son muy importantes porque reflejan el pensamiento supersticioso de una sociedad que todavía sigue perpetuando creencias medievales relacionadas con el mundo de la brujería. 

Desde el punto de vista social vemos como la envidia no es algo de nuestra √©poca, jugando un papel fundamental en las acusaciones hacia las mujeres inocentes. Vemos tambi√©n que la mujer intelectual, alquimista o que investigaba las peculiaridades de la naturaleza con objetivos m√©dicos o cient√≠ficos, era vista por la sociedad como una bruja o un ser de dudosa moralidad, ya que desempe√Īaba tareas que solamente pod√≠a realizar un hombre. Por eso mismo, los Juicios nos ayudan a observar la visi√≥n paternalista y discriminatoria que exist√≠a en aquel tiempo respecto a la presencia de la mujer en la sociedad y su libertad individual.

La Hechicera John William Waterhouse

Bibliografía:

– Dahl, R., & Blake, Q. (2001). Las brujas. Madrid: Alfaguara

– Weisman, Richard. Witchcraft, Magic, and Religion in 17th-Century Massachusetts. University of Massachusetts Press: Amherst, MA. 1984. ISBN 0-87023-494-3.

– Trask, Richard B. `The Devil hath been raised`: A Documentary History of the Salem Village Witchcraft Outbreak of March 1692. Revised edition. Yeoman Press: Danvers, MA. 1997. ISBN 0-9638595-1-X

– Breslaw, Elaine G.. Tituba, Reluctant Witch of Salem: Devilish Indians and Puritan Fantasies. NYU: New York. 1996. ISBN 0-8147-1307-6 .

Productos que podrían interesarte:

¬°Metele el miedo en el cuerpo a tus amigos con estos sombreros de brujas! Desde los mas cl√°sicos, hasta los mas inusuales. En nuestra pagina podr√°s comprar todo tipo de sombreros de brujas. ¬°Parecer√°s una bruja autentica!

Si no encuentras las sudaderas de brujas que deseas, es por que no nos conocías, pasa y disfruta de la gran variedad de sudaderas con estampados de brujas que ponemos a tu disposición, ¡esperemos que sean suficientes para calmar tu curiosidad y que no nos lances una maldición!

¬ŅMalvada o sexy? Con las pelucas de brujas que encontraras en esta secci√≥n podr√°s conseguir ese aspecto rompedor que has estado ansiando, destacando as√≠ entre tus colegas durante la noche de Halloween. ¬ŅAcaso no es eso lo que buscamos todos?